Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril 9, 2014

Política y tragedia.

(...) como observa Amoldo Siperman, la tragedia -el teatro trágico, de Sófocles a Shakespeare: de Antigona a Hamlet constituye una forma de presentación del conflicto que, partiendo de reconocer tanto su inevitabilidad como su carácter refractario a cualquier forma de "negociación" (el conflicto trágico, efectivamente, no es "tramitable", ya que no se refiere a diferencias sostenidas sobre la aceptación de un piso común de valores compartidos, sino a litigios que se expresan en imperativos mutuamente incompatibles), opta por exhibirlo, por "ponerlo en escena", en toda su desnuda crudeza, en toda su insoportable irresolubilidad (cf. Siperman, pp. 9-45). La postulación de esa inevitabilidad e irresolubilidad del conflicto es lo que da su fuerza a las grandes obras trágicas que han marcado singularmente la subjetividad y el pensamiento occidentales. Lo que da su fuerza a Antígona, por ejemplo, cuyo nervio radica -como se ha dicho tantas veces— en la circunst…